Si las barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar


En el día de hoy veremos un refrán divertido: Si las barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar.

Lo que significa el refrán / expresión española de hoy es que si ves indicios de que va a pasar algo, vete preparando para que no te pille desprevenido. Es decir, si estás en una empresa en la que están despidiendo a mucha gente, vete echando tu curriculum en otras empresas por si te despiden a ti también. Si ves que a un compañero le llaman la atención por llegar tarde, controla la hora a la que llegas e intenta llegar puntual. Si ves que en tu barrio están robando muchos coches, vete buscando un parking o aparca en otro barrio. Es decir, ya que cuentas con la experiencia de otras personas y con información provilegiada, anticípate y reacciona!

Y ahora, una divertida imagen sobre barbas y barbudos. Gracias a Yoann Grange por su arte y creatividad!

Si las barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar

About these ads
Acerca de

Bienvenidos a mi pequeño rinconcito para la preservación del conocimiento popular. Siento decepcionaros si os digo que no soy ninguna experta en la materia, ni soy filóloga, ni una avanzada estudiante, simplemente me gusta la variedad lingüística, el vocabulario, los refranes y todas estas expresiones que, poco a poco, se van perdiendo en el olvido y aquí intento explicarlas de una forma amena y un tanto divertida, apta para locales y foráneos. Muchas gracias por vuestros comentarios y colaboraciones.

Publicado en aprender español, cultura, curiosidades, dichos, educacion, erasmus, español, expresiones, expresiones españolas, frases, idiomas, lenguaje, refranes
13 comentarios el “Si las barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar
  1. Juanitol dice:

    Hola,

    Que buena expresion !
    Y qué buena imagen !!!

  2. VBlogger dice:

    Jeje, gracias!!! Por todo!

  3. Jean-Paul dice:

    El dicho no es con las barbas…sino con las bardas….que tiene bastante más sentido.

    • VBlogger dice:

      Hola Jean-Paul. Gracias por tu comentario, pero siento discrepar, la forma correcta es con barbas y no “Bardas”. ¿Por qué dices que tiene más sentido? ¿A qué significado de la palabra “barda” asocias la correspondencia con ese dicho? Mil gracias.

    • delia dice:

      pues yo desde niña lo he escuchado con las barba… si t das cuenta como vas a cortar una barda? y como la pones a remojar.. eso no tiene sentido….

  4. Benedicto dice:

    Yo prefiero la versión con “quemar”. Si poner a remojar tu barba, evitarás que la quemen. Si la pones a remojar para que te la pelen, solo lograrás facilitar la operación, pero vas a quedar barbilampiño como tu vecino.

    No se, no creo que valga la pena el refrán para tan poco beneficio.

  5. Tony dice:

    Sebastián de Covarrubias – Tesoro de la lengua española (1611):

    “Quãdo vieres la barba de tu vezino pelar, echa la tuya a remojar.”

  6. Kinneas dice:

    Estoy de acuerdo con Jean Paul, es bardas, y no barbas, la explicación la podeis encontrar aquí:

    El refrán “cuando las barbas de tu vecino veas arder, pon las tuyas a remojar”, con sus variantes, es por lo menos tan antigua como nuestra lengua y se cree que proviene del bajo latín. Sin embargo, en los últimos años se ha difundido la falsa noción de que la forma “verdadera” de este refrán sería “cuando las bardas de su vecino veas arder…”. Intentamos en esta nota corregir esa idea equivocada y reponer las cosas en su lugar.

    Cuando las barbas del
    vecino veas arder…

    Existe un antiguo dicho castellano que, con algunas variantes, reza por lo menos desde el siglo XV: Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar. En alguna de las variantes modernas, el verbo “pelar” ―que significaba más bien afeitar― es sustituido por “arder”, “cortar” o “rasurar”, pero la idea del refrán es que debemos aprender de los males que sufren los demás para no caer en los mismos errores y sufrir idénticas consecuencias.

    En los últimos años hemos verificado en algunos medios de difusión que no pocos intelectuales utilizan una versión que viene calificada sin mucho fundamento como “verdadera” de este dicho, y que reza: Cuando las bardas de tu vecino veas arder…

    Como barda significa ‘seto, vallado o tapia’, y también ‘maleza o matojos silvestres’, se afirma que es mucho más “lógico” que el viejo dicho se refiera a bardas y no a barbas, puesto que, según se alega, no tiene mucho sentido que las barbas de alguien puedan arder ni pelar, lo que parece sonar muy sensato.

    A pesar de esta moda ―porque no se trata más que de una moda― abundante documentación histórica y literaria sostiene en forma concluyente que el dicho original, existente en nuestra lengua desde hace más de cinco siglos y, como veremos, probablemente originario del latín, se refiere a las barbas y no a las bardas del vecino. Una primera aproximación en ese sentido la podemos hacer en el Diccionario de uso del español, de María Moliner, que en su entrada sobre barba incluye: Cuando la(s) barba(s) de tu vecino veas pelar, pon la(s) tuya(s) a remojar. En efecto, pelar ha sido siempre más usado que el más moderno arder, como vemos en las siguientes citas de antiguos diccionarios españoles:

    #

    Sebastián de Covarrubias – Tesoro de la lengua española (1611) – Quãdo vieres la barba de tu vezino pelar, echa la tuya a remojar.

    #

    Esteban de Terrero (1765) – Quando la barba de tu vecino vieres pelar, echa la tuya a remojar.

    #

    En la primera edición del Diccionario de la Academia, de 1726, en una de las varias páginas dedicadas a la palabra barba y los dichos que la contienen se menciona (ortografía actualizada): Cuando la barba de tu vecino vieres pelar, echa la tuya a remojar. Refrán que avisa que tomemos ejemplo en lo que sucede a otro, para vivir con recato, cuidado y prevención. En esa entrada del Diccionario se cita, conforme el uso de la época, la frase original latina: Barbam propinqui radere, heus, cum videris, prabe lavandos barbula prudens pilos (Cuando veas afeitar la barba de tu vecino, ten la prudencia de poner la tuya a remojar), cuyo autor no logré descubrir, pero que permite suponer que la versión es mucho más antigua aún.

    Además de estos cuatro diccionarios (no cito otros para no cansar, pero los hay), pude hallar las siguientes referencias literarias:

    #

    Arcipreste de Talavera (1398-1470) ― Quando la barva de tu vezino vieres pelar, pon la tuya de rremojo.
    #

    Hernán Núñez ― Refranes y proverbios en romance (1549) – Quando la barva de tu vezino pelar, echa la tuya a remojar.
    #

    Discurso del capitán Francisco Draque (1587) ― …pues no velar es summo desatino, viendo pelar las barvas del vezino.
    #

    Manuel Tamayo y Baus – La ricahembra (1854) ― Guárdate si ves pelar las barbas de tu vecino
    #

    Benito Pérez Galdós ― De Oñate a la granja (1876) – Cuando las barbas de tu vecino veas arder…

    En realidad, el único caso de las bardas de vecino que hallamos en varios corpus del idioma fue del Diario de las Américas, de 1997, pero esa forma no la encontramos en ningún diccionario ni texto literario.

    ¿Cómo se explica esta confusión? Como barda significa ‘seto o tapia’, según vimos arriba, y también ‘maleza silvestre’, es preciso admitir que el viejo dicho castellano parecería tener más sentido con bardas que con barbas, lo que puede explicar la difusión que ha alcanzado últimamente la primera forma. Sin embargo, no es menos cierto que la evolución del idioma es así, de una lógina no siempre transparente, como atestigua la abundancia en nuestra lengua de tantas frases hechas cuyo sentido original parece haber quedado olvidado tras la bruma de los siglos.

    Fuente: http://www.finlay-online.com/albarranschoolofmedicine/espanolconozca6.htm

    Salu2.

    • Caro Bermejo dice:

      Siguiendo la misma lógica que sugieres, en la cual la palabra barda cobraría más sentido si se utiliza el verbo “arder” o “quemar” ¿Cómo o de qué manera sería lógico poner una barda en remojo? A mi me suena mucho más lógico poner la barba a remojar que una valla, tapia o seto.
      Dices que para ti es bardas y pones como ejemplo y para apuntalar tu opinión, un artículo donde se dice continuamente que lo correcto es barbas.
      En mi opinión la frase que contiene completo sentido y lógica es con la palabra “barba”.

  7. ruben dice:

    Buenos días, he entrado por casualidad en este blog y me ha parecido muy interesante.

    Para aquellos que preguntan que sentido tiene lo de mojar la barba cuando el reflan pretende dar la lección de la experiencia aportada por otros sobre experiencias futuras, les recomendaría afeitarse una barba sin remojar, jeje. Las barbas se remojan, precisamente, para facilitar su rasurado; ya que al vecino le abrá dolido y a nosotros, si la remojamos previamente, no nos dolerá.

    Tal y como exponen los ejemplos del artículo, enviando curriculums a otras empresas no evitaremos que nos despidan, pero al menos nos “dolera” menos.

    Un saludo y enhorabuena por el blog

  8. Armando dice:

    Hay otra pista sobre el origen de la expresión, que es la pista árabe. Aparentemente el mismo refrán, palabra por palabra existe en árabe, no extrañaría que fuera traducido del árabe durante o después del periodo de Al Andalus.

  9. jonathan dice:

    que dificil es encontrar la tarea :p

  10. […] un correveidile Ser un gorrón Ser un pelota Ser un tiquismiquis Ser una monada Ser uña y carne Si las barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar Si lloras por no haber visto el Sol las lágrimas te impedirán ver las estrellas Siéntete como en […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 932 seguidores

%d personas les gusta esto: